Sara Sefchovich
Image

Escritora. Investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Su primera novela, Demasiado amor, le valió el Premio Agustín Yáñez en 1990. Fue becaria del INBA/FONAPAS en el área de ensayo durante el periodo de 1980-1981. Es autora también de La señora de los sueños (1993) y La suerte de la consorte (1999). Asimismo, ha escrito ensayos y colaboraciones en revistas.

Muestra

La lección del feminismo

Sábado, 9 de marzo de 2019 18:01 Sara Sefchovich

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Hace algunos meses, se presentó en Barcelona, España, una obra de teatro en la cual un actor blanco representaba a un personaje negro. El escándalo fue mayúsculo. Uno de los instigadores del mismo dijo: "Blanquear al personaje es escamotear un referente a las nuevas generaciones".
Hace también algunos meses, la feminista mexicana Marta Lamas organizó un coloquio para hablar de su obra, que es sobre cuestiones de género y la lucha de las mujeres. Al evento invitó a participar como ponentes solamente a varones porque, según dijo, quería escuchar a hombres comprometidos con estos temas y que han sido compañeros de ruta. El escándalo también fue mayúsculo por parte de mujeres y grupos feministas. Tanto, que uno de los invitados hasta lo calificó de "juego de odios".
Según quienes hacen estos escándalos, un negro sólo puede ser representado por un negro y una mujer sólo puede ser comentada por una mujer. Y lo mismo vale para las demás categorías de diferentes o de minorías en el mundo: no se puede hablar sobre un indio si no se es indio, sobre un joven si no se es joven, sobre Siria o Venezuela, sobre judaísmo o budismo, sobre maternidad, enfermedad, drogadicción, sobre ser víctima o delincuente, obrero o artista, pobre, gordo, lo que sea, si no es él mismo es...