Sara Sefchovich
Image

Escritora. Investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Su primera novela, Demasiado amor, le valió el Premio Agustín Yáñez en 1990. Fue becaria del INBA/FONAPAS en el área de ensayo durante el periodo de 1980-1981. Es autora también de La señora de los sueños (1993) y La suerte de la consorte (1999). Asimismo, ha escrito ensayos y colaboraciones en revistas.

Muestra

¡Gracias por la nueva vacuna!

Sábado, 23 de abril de 2022 19:49 Sara Sefchovich

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

A fines del siglo XVIII, un científico inglés encontró que si inoculaba en las personas fragmentos de la bacteria o virus causante de una enfermedad, estas quedaban protegidas contra ella pues su organismo desarrollaba una respuesta inmune frente a la infección.
En esencia, y con todo y los enormes avances que se han dado en la fabricación de vacunas, hoy día sigue siendo el mismo principio, consistente en que para producir inmunidad es necesario partir de inocular la enfermedad.
Esto puede valer también para otros procesos, incluidos los sociales. Lo vemos con la violencia: es tanta en el país, que ya la aceptamos como parte de nuestras vidas, la hemos naturalizado como se dice, con todo y que cada día escala en cantidad y brutalidad.
Esto viene a cuento por lo que está sucediendo con el partido oficial y sus aliados: que nos están vacunando contra ellos.
Por eso el tema no es la consulta de revocación de mandato o la propuesta de reforma eléctrica o las violaciones a la ley electoral de parte de los funcionarios o si el litio se puede o no explotar o si debe cambiarse la ruta del Tren Maya para no destruir los acuíferos de Yucatán o dejar de meterle dinero al pozo sin fondo y sin remedio que es Pemex, sino que el tema es otro y los engloba a todos: el tema es el...