Miguel Alemán V.
Image

Nació en Veracruz el 18 de marzo de 1932. Egresado de la UNAM, es licenciado en Derecho. Fue Coordinador General de Noticieros de Telesistema Mexicano S.A.; Director Fundador de la Dirección de Noticieros de Telesistema Mexicano S.A.; primer Vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Radiodifusión; miembro del Consejo Consultivo Internacional de Americas's Society; consejero de Panamerican Development Foundation; fundador de la primera sucursal en Veracruz del Banco de la Mujer, denominada Asociación de Mujeres Empresarias, A.C. (ADEM); Vicepresidente y Subdirector General de Novedades Editores, S.A. de C.V.; y miembro del Consejo Directivo de la Fundación Cultural Televisa. Es también conocido por su trayectoria periodística en las revistas Siempre y Visión Latinoamericana. Hasta el día 1 de mayo de 2000 fue Vicepresidente y Presidente Ejecutivo de Televisa, S. A. de C. V. Fue miembro del Consejo Consultivo de UNICEF en México, del Consejo Consultivo Latinoamericano de Coca-Cola Internacional; del Consejo de Administración de Aeroméxico; y de la H. Junta de Gobierno del Colegio de la Frontera Norte. Ex-gobernador de Veracruz (1998-2004).

Muestra

México, entre la incertidumbre y la confianza

Martes, 19 de junio de 2018 19:42 Miguel Alemán V.

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

La mejor forma de conciliar las diferencias de la sociedad es por medio de una democracia que permita su convivencia en un clima de legalidad y paz social.
En una semana concluye el período legal del proceso electoral más grande de nuestro país. Iniciará el período que la ley prescribe como de reflexión y ausencia de activismo partidista.
A la fecha los ciudadanos estamos agotados de ver una y otra vez las mismas imágenes, los mismos personajes, las mismas camisetas, de escuchar las mismas consignas, los mismos discursos, las mismas amenazas, las mismas promesas a la misma gente en las mismas plazas del país. Habrá que evaluar si realmente el gasto tan grande en movilizaciones, publicidad, noticias falsas y rumores en redes sociales tuvieron algún impacto significativo en la decisión del votante. Es evidente que ese modelo de proselitismo electoral es obsoleto.
Indudablemente, es necesaria una reforma electoral que obligue a los partidos a modernizarse, a fortalecer la intermediación social, a atraer a la ciudadanía y a transparentar al máximo sus procesos de democracia interna y manejo de dinero.
Mucho hay en juego; sobre todo presenciamos la grave división que se ha creado en la sociedad y hasta en el seno de las familias, por la intención de imponer una decisi...