Carlos Loret de Mola
Image

Conductor del informativo matutino Primero Noticias (1:N) en canal 2 de Televisa, y del noticiero vespertino "Contraportada" en Radio Fórmula. Ha sido corresponsal de guerra en Afganistán y Haití. En Indonesia cubrió los desastres que ocasionó el tsunami. Es autor del libro "El Negocio. La economía de México atrapada por el narcotráfico" y coautor de "Bitácora de Guerra". Premio Nacional de Periodismo 2005; Premio del Certamen Nacional de Periodismo durante 2002,2003 y 2004 ; Premio de la Asociación Nacional de Locutores en 2002 y 2003, el Primer Premio Parlamentario de Periodismo en 1998, entre varios otros. En mayo del 2007 recibe el Premio Nacional de Periodismo por el mejor programa de análisis y debate de la televisión "Tercer Grado".

Muestra

[Historias de Reportero]

Domingo, 30 de abril de 2017 20:37 Carlos Loret de Mola

¡Y que nos mandan a volar!

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET

Por mayoría de votos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió que toda la información relativa a los vuelos de la Presidencia de México no debe ser pública. El argumento fue que se ponía en riesgo la seguridad nacional.
Con ello mutilaron cualquier posibilidad de vigilancia ciudadana al uso de aeronaves que —parecen olvidarlo— son pagadas con el presupuesto que sale de los impuestos de los ciudadanos.
Su fallo abre las puertas a abusos y excesos que empezaban a ser controlados gracias a la vigilancia de medios de comunicación, organizaciones, activistas e individuos en lo particular.
Explico por qué:
El Estado Mayor Presidencial (EMP), organismo encargado y capacitado con altos estándares para que la seguridad del Presidente de la República y su familia nunca esté en riesgo, no considera que dar acceso a la información de las salidas y llegadas de todos los aviones que componen la flota presidencial ponga en riesgo la seguridad del primer mandatario y los suyos. Esto, a juzgar por las resoluciones del EMP a este tipo de solicitudes desde 2005 cuando entró en vigor la primera Ley de Transparencia en México: entregaban la información.
La mejor forma que encontraron para hacerlo fue que el ciudadano que soli...