Carlos Loret de Mola
Image

Conductor del informativo matutino Primero Noticias (1:N) en canal 2 de Televisa, y del noticiero vespertino "Contraportada" en Radio Fórmula. Ha sido corresponsal de guerra en Afganistán y Haití. En Indonesia cubrió los desastres que ocasionó el tsunami. Es autor del libro "El Negocio. La economía de México atrapada por el narcotráfico" y coautor de "Bitácora de Guerra". Premio Nacional de Periodismo 2005; Premio del Certamen Nacional de Periodismo durante 2002,2003 y 2004 ; Premio de la Asociación Nacional de Locutores en 2002 y 2003, el Primer Premio Parlamentario de Periodismo en 1998, entre varios otros. En mayo del 2007 recibe el Premio Nacional de Periodismo por el mejor programa de análisis y debate de la televisión "Tercer Grado".

Muestra

[Historias de Reportero]

Martes, 15 de septiembre de 2020 21:16 Carlos Loret de Mola

El presidente se queda sin pueblo

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

¿Dónde está "el pueblo" de López Obrador? En un país de 130 millones de personas, el presidente no pudo vender 3 millones de cachitos de la rifa del avión y no logró juntar 2 millones de firmas para convocar a una consulta que enjuicie a los expresidentes. ¿Dónde está "el pueblo"?
Porque el presidente se regodea en que él es "el pueblo", él lo representa, el pueblo lo apoya masivamente, que es el segundo presidente más popular del mundo, que su aprobación es de 70%. Eso dice, repite sin cesar en las mañaneras, pero cuando se trata de medir el respaldo del pueblo, parece que el pueblo ha abandonado a su presidente.
La rifa y la consulta —esos dos grandes distractores— han terminado por exhibir a un presidente divorciado de su pueblo. La gente no es tonta. Una cosa es haber votado por él y otra cosa es seguirlo a ciegas en sus caprichos sin sentido. El fracaso de la venta de boletos de la rifa y en la recolección de firmas para la consulta demuestra que el presidente no está logrando engañar al pueblo.
La rifa. Se emitieron 6 millones de boletos. De esos, 3 millones (la mitad) se vendieron a un grupo de cien grandes empresarios a los que López Obrador solía calificar de mafiosos. Así que pueblo no son. Luego se d...