Carlos Loret de Mola
Image

Conductor del informativo matutino Primero Noticias (1:N) en canal 2 de Televisa, y del noticiero vespertino "Contraportada" en Radio Fórmula. Ha sido corresponsal de guerra en Afganistán y Haití. En Indonesia cubrió los desastres que ocasionó el tsunami. Es autor del libro "El Negocio. La economía de México atrapada por el narcotráfico" y coautor de "Bitácora de Guerra". Premio Nacional de Periodismo 2005; Premio del Certamen Nacional de Periodismo durante 2002,2003 y 2004 ; Premio de la Asociación Nacional de Locutores en 2002 y 2003, el Primer Premio Parlamentario de Periodismo en 1998, entre varios otros. En mayo del 2007 recibe el Premio Nacional de Periodismo por el mejor programa de análisis y debate de la televisión "Tercer Grado".

Muestra

[Historias de Reportero]

Miércoles, 13 de octubre de 2021 21:24 Carlos Loret de Mola

Poder, poder y más poder

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Hay hombres de Estado y hombres de poder. Más allá de la megalomanía del presidente López Obrador y sus aspiraciones de pasar a la historia como un hombre excepcional, tres años de su administración dejan en claro que él es de los segundos. Quiere ser recordado como una figura entre caudillo y santo. Lo suyo es el poder.
No tiene, no tuvo nunca, un plan de gobierno, sino una estrategia para acumular poder y conservarlo incluso más allá de su mandato, aunque no sea por la vía de la reelección. No sólo no resuelve los grandes problemas del país, sino que ni siquiera lo intenta. Su plan se limita a ganar elecciones, encabezar como líder místico y carismático lo que él siempre ha dicho que es un movimiento, una transformación, muy por encima de un partido o un gobierno.
Así que su aspiración no es cumplir con hacer un buen gobierno según las métricas internacionalmente aceptadas. Le parece poca cosa. Él va tras el discurso, no tras los entregables. Por ello, las ocurrencias, las obras faraónicas, la propaganda incesante que trata de encontrar a codazos su lugar en la historia por la vía de la dinamita: destruyendo instituciones, aniquilando las capacidades del Estado para atender a la población, arrinconando las voces incon...