Carlos Loret de Mola
Image

Conductor del informativo matutino Primero Noticias (1:N) en canal 2 de Televisa, y del noticiero vespertino "Contraportada" en Radio Fórmula. Ha sido corresponsal de guerra en Afganistán y Haití. En Indonesia cubrió los desastres que ocasionó el tsunami. Es autor del libro "El Negocio. La economía de México atrapada por el narcotráfico" y coautor de "Bitácora de Guerra". Premio Nacional de Periodismo 2005; Premio del Certamen Nacional de Periodismo durante 2002,2003 y 2004 ; Premio de la Asociación Nacional de Locutores en 2002 y 2003, el Primer Premio Parlamentario de Periodismo en 1998, entre varios otros. En mayo del 2007 recibe el Premio Nacional de Periodismo por el mejor programa de análisis y debate de la televisión "Tercer Grado".

Muestra

[Historias de Reportero]

Miércoles, 25 de abril de 2018 20:43 Carlos Loret de Mola

Los dos choques que vienen en la elección

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Hace unos días en estas "Historias de Reportero" expresé que a esta elección le hacía falta su choque: la coordinación gobierno-empresarios-sindicatos contra López Obrador fue un punto de quiebre en la elección de 2006, el movimiento #YoSoy132 lo fue para Peña Nieto en el 2012. Y este proceso de 2018 no nos regala aún algo equivalente.
Sin embargo, dos ollas de presión social empiezan a burbujear intensamente conforme se acercan las elecciones.
La primera surge en Jalisco, a partir de la desaparición de los tres estudiantes de cine y la explicación oficial de que fueron secuestrados, torturados, asesinados y sus cuerpos disueltos en ácido. El horror inimaginable del destino de los jóvenes indignó a la sociedad, pero la chispa que encendió el fuego fue cuando desde la Fiscalía tapatía, que investiga el caso, se dijo que el asunto se debió a que "estaban en el lugar equivocado". Deben haber aprendido ya las autoridades mexicanas que frente a un caso que impacta con dolor a la sociedad no pueden usar coloquialismos, porque lastiman y se vuelven bandera en su contra. Hoy la indignación se arropa con reflexiones sobre cómo medio país es "el lugar equivocado", sobre cómo nos sentimos temerosos, inseguros siempre...