Nelson Vargas
Image

Nelson Vargas Basáñez nació en la Ciudad de México en 1942. Estudió en la Escuela Nacional de Educación Física de 1958 a 1961, año en que inició su entrañable labor como maestro y entrenador de natación. Considerado pilar de la natación en México, le respalda el trabajo, esfuerzo y una enorme experiencia de más de 50 años dedicado al deporte. Por más de 20 años, ubicó al Instituto Mexicano del Seguro Social como líder de la natación nacional en calidad de profesor. Como entrenador nacional y director técnico acumuló, de 1962 a 1982, importantes triunfos en Juegos Olímpicos, Campeonatos Mundiales, Juegos Panamericanos, Juegos Centroamericanos y del Caribe, Copas Latinas, Campeonatos Centroamericanos y del Caribe, entre otras competencias.

Muestra

¿Qué es esencial y qué no lo es en México?

Sábado, 26 de diciembre de 2020 21:06 Nelson Vargas


(ESTE MATERIAL ES EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Sin duda que la pandemia y todo lo que se ha desprendido de la misma, ha rebasado los límites y capacidades de todos nosotros, autoridades y población en general. En el caso del gobierno, ha ido más allá de las expectativas para su atención y ha generado cosas inconcebibles.
Sabemos que en este momento resultaría irresponsable pedir que se abran aquellas actividades no esenciales, pero lo que no se sigue sin entender es la manera en que los responsables del orden clasificaron a todas las actividades. Me explico: cómo es que llegaron a considerar como esenciales a estéticas y peluquerías por encima de gimnasios, unidades deportivas o escuelas de natación. Esos son centros de salud, porque es lo que promueven, y ojalá terminando la pandemia sean reconocidos de esa manera, como centros de salud. Está comprobado que el riesgo de contagio en estos lugares es de un 0.006 %, igual o mucho menos que en otros que siguen abiertos.
Claro que todos tenemos derecho a subsistir como negocio, pero decir que peluquerías o estéticas sean considerados esenciales no es de entender. No pretendo presionar para que se abran por ahora, pero sí que les tengan respeto a las actividades deportivas que tanto bien le pueden hacer a la sociedad. En las escuelas de natación, por eje...