Muestra

[Pie de Foto]

Jueves, 9 de mayo de 2019 19:58 Paulina Lavista

Adiós a Rafael Coronel, gran pintor, amigo entrañable y más

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Me enteré de la triste noticia de la partida al viaje sin retorno del gran pintor Rafael Coronel, un amigo entrañable que apareció en varias etapas a lo largo de mi vida. Tenía yo mucho tiempo sin verlo. Rafael, desde hace muchos años, vivía en Cuernavaca por lo que la lejanía fue un factor definitivo para el distanciamiento; sin embargo, guardo gratos recuerdos de nuestra esporádica amistad.
Lo conocí alrededor de 1958 cuando tenía yo 13 años. Era hermano de otro gran pintor, Pedro Coronel, amigo cercano de mis padres; se introdujo en el círculo de los personajes que asistían a las tertulias musicales que mi padre ofrecía algunos domingos en un open house para que los amantes o interesados en escuchar la música de los grandes compositores disfrutaran de la célebre discoteca de mi papá, el músico Raúl Lavista.
Era yo entonces adolescente por lo que ya se me permitía estar en las tertulias. Debo aclarar que éstas empezaban alrededor de las cinco de la tarde hasta las diez de la noche aproximadamente y no se bebía alcohol, solamente té, café y bocadillos. Las obras musicales, era exigencia de mi padre, debían oírse completas, así fuera una ópera, sinfonía o concierto. Entre disco y...