Muestra

[Pie de Foto]

Miércoles, 6 de octubre de 2021 19:52 Paulina Lavista

Salvador Elizondo Pani y su hijo viven un cambio radical (XIII)

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

El cine es tentador y mi suegro, don Salvador, sucumbió y perdió los estribos por una actriz alemana, recién llegada a América, de la que se enamoró y con quien después se casó, lo que provocó un complicado divorcio entre mis suegros. A doña Josefina Alcalde le afectó mucho la situación y se puso muy mal. Abruptamente, al niño Salvador Elizondo —quien cursaba el quinto año de primaria en 1944, alumno ejemplar con diplomas de excelencia, quien aparecía en el cuadro de honor del anuario del Instituto México, quien jugaba contento en los estudios C.L.A.S.A. rodeado de sus muchos primos y cuates y quien soñaba con ser torero— su padre decidió sacarlo del país, creo yo, para que no viviera los tiempos tormentosos de su divorcio y lo internó en una escuela naval-militar situada frente a Lake Elsinore en California. Un cambio radical para el infante de 11 años de edad.
Solo, lejos de su familia, sometido a un régimen militar, sin entender el inglés, en un ambiente completamente desconocido, el niño aguanta, se adapta y en pocos meses aprende el idioma y ya para junio de 1945 aparece en el anuario de "Lake Elsinore Naval & Military School".
Mientras tanto, su padre se casaba con Ana Thens,...