Hernán Gómez
Image

"Profesor-Investigador del Instituto Mora; analista político, internacionalista y especialista en América Latina. Es miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI); ha sido profesor del CIDE y la Universidad Iberoamericana, además de consultor de organismos internacionales como la FAO, la CEPAL y el Banco Mundial en temas de pobreza, desigualdad y derechos humanos. Fue Jefe de la Unidad de Desarrollo Social de CEPAL, en México y Coordinador de Asesores de la presidencia del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Es doctor en Desarrollo por el Institute of Development Studies de la Universidad de Sussex, maestro en Relaciones Internacionales por la Universidad de Amsterdam y licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la UNAM. Ha publicado “Lula, el PT y el Dilema de la Gobernabilidad en Brasil” (Routledge, Nueva York y Fondo de Cultura Económica, México); “Hambre y derecho a la alimentación: La agenda 2030 en Centroamérica la República Dominicana” (CEPAL, México); “Desde el Sur” (Altamira, Buenos Aires), “Conversaciones sobre el Hambre: Derecho a la alimentación en el Brasil de Lula” (CEDRSSA, México). Sus artículos, ensayos y entrevistas han aparecido en revistas como Nexos, Este País y Letras Libres, además de diarios nacionales como Milenio, La Jornada, Reforma y EL UNIVERSAL. Además de México, ha vivido en Brasil, Argentina, Chile, los Países Bajos, Estados Unidos, el Reino Unido y Tailandia."

Muestra

[Fuera de Tono]

Jueves, 31 de enero de 2019 21:24 Hernán Gómez

Los errores de la 4T

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

En el tenis existen los llamados "errores no forzados" o "no provocados": aquéllos que comete el propio jugador en su lado de la cancha. Dejar la pelota en la red, colocarla fuera o tocar la bola sin rozar las cuerdas son algunos ejemplos. En el recuento de 200 días de transición y 60 de gobierno habría que preguntarnos cuáles han sido los errores de este tipo; todo gobierno los comete.
¿Un fideicomiso que tenía el loable propósito de apoyar a los damnificados del sismo, pero se hizo sin respetar las mínimas formalidades legales? ¿Un gobierno que cree en la democracia participativa, pero le resta prestigio al organizar dos consultas desaseadas? ¿Una iniciativa de comisiones bancarias, inspirada en buenos propósitos, pero presentada en un momento delicado para las finanzas públicas?
Un buen ejemplo de error no provocado es la reunión que tuvo lugar en Nueva York para generar confianza en Pemex y terminó por arrojar el resultado contrario. Ciertamente, la nota baja que Fitch asignó a Pemex la tarde del martes no es culpa del actual gobierno, es el resultado de años de ordeña del gobierno federal y de mala administración. Aun así, aquella reunión a la que el director financiero de Pemex acudió sin prepararse adecuadamente, con malo...