Jean Meyer
Image

Profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) donde, además, fundó y dirige la División de Historia. Es miembro de la Academia Mexicana de Historia desde 2000 y director de la revista de historia internacional ISTOR. Ha sido profesor-investigador en El Colegio de México, en París y en Perpiñan, así como en El Colegio de Michoacán.

Muestra

Viroglobalización

Sábado, 21 de marzo de 2020 19:19 Jean Meyer

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

En 1964, en su seminario de Historia de América, nuestro maestro, el gran Pierre Chaunu, nos habló de la "unificación microbiana del mundo", a propósito del desastre demográfico que fue la consecuencia, no deseada, de la llegada de los europeos (y africanos) a América. Otro gran maestro, Henri Marrou, en su curso sobre los últimos siglos del Imperio Romano (no aceptaba las palabras "decadencia", "Bajo Imperio"), nos contó la pandemia de los siglos VI y VII, una peste que debilitó a Bizancio y Persia, facilitando la conquista árabe. Venía de la región de las fuentes del Nilo, bajó al Mediterráneo y devastó al Medio Oriente y Europa.
La pandemia siguiente tuvo una extensión geográfica mucho mayor. Empezó en 1340, no en África, sino entre las ratas y pulgas de Asia Central. Aprovechó la unificación de Eurasia realizada por Dzhinguiz Jan; la "paz mongola" abrió a las caravanas la ruta de la seda y así llegó la peste hasta Crimea y de Crimea los comerciantes de Venecia y Génova la llevaron al Mediterráneo, a Marsella y Barcelona… Europa perdió, según las regiones, de 30 a 50% de su población: el reino de Francia que tenía veinte millones de habitantes, perdió nueve, en pocos años. Ninguna comparación posible con la presente pandemia.
La mundializació...