Jean Meyer
Image

Profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) donde, además, fundó y dirige la División de Historia. Es miembro de la Academia Mexicana de Historia desde 2000 y director de la revista de historia internacional ISTOR. Ha sido profesor-investigador en El Colegio de México, en París y en Perpiñan, así como en El Colegio de Michoacán.

Muestra

¿Por qué Afganistán?

Sábado, 2 de octubre de 2021 18:49 Jean Meyer

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

En marzo de 1905 se firmó el último tratado anglo-afgano de una larga serie, culminación de una obra emprendida a lo largo de un siglo, para "defender a la India", espléndida joya del imperio británico. Desde el año de 1809, cuando se firmó el tratado de Calcuta con Shah Shuzhda, emir de Afganistán, hasta 1905, cada avance inglés había provocado una resistencia afgana y una retirada inglesa. Así, en 1838, las presiones de Londres llevan a una alianza ruso-afgana (¡Rusia!), la cual causa una expedición militar inglesa que termina en masacre total de aquel ejército, en 1841, en la famosa cañada de Khaiber.
En 1875, después de las negociaciones entre Londres y Kabul, viene un nuevo acercamiento ruso-afgano que incita los británicos a la guerra de 1878-1879. Su victoria dura poco. La conquista de Asia Central acerca a los rusos y su victoria sobre los afganos, en 1885, lleva Londres y San Petersburgo al borde de la guerra, con movilización de sus ejércitos. Supieron encontrar un arreglo. Esas relaciones tensas en Asia Central prefiguraban las que tendrían los Estados Unidos y la URSS, después de la segunda guerra mundial, a propósito de un Afganistán dividido en dos zonas de influencia, el Norte para Moscú, el Sur para Washington; influencia y competencia pacíf...