Muestra

[En la Mira]

Miércoles, 4 de enero de 2017 21:08 Luis Cárdenas

Apelo a su comprensión, es por el bien de todos

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Fortuna es la diosa romana de la suerte, carga con una rueda que gira hacia arriba o hacia abajo según su arbitrio y así, caprichosa, marca tragedias o alegrías a los mortales víctimas de sus designios.
Para el presidente, Fortuna ha sido muy cruel girando su rueda una y otra y otra vez hacia abajo. Por ejemplo, la caída en el precio del petróleo en 2015 mandó al diablo la posibilidad de ganancias macroeconómicas para presumir su reforma energética; los gobernadores de su partido, y de su generación, resultaron cleptómanos al hartazgo, ratas viles, cobardes y amparadas; su gabinete se enfrascó en una lucha de egos presidenciables y lo dejaron solo para soportar todos los golpes; la era de los memes mandó al carajo la disciplina mediática del muy arcaico PRI y lo juzgó como un hombre frívolo; invitó a Trump cuando nadie pensaba que podía ganar y lo tundieron, ganó Trump y lo volvieron a tundir…; y Ayotzinapa y Tlatlaya y Tanhuato y los narcos con El Chapo que se escapa y lo vuelven a capturar y lo bueno que cuenta mucho pero que no saben de qué manera contar.
Fortuna, definitivamente, ha sido muy cruel con Peña Nieto.
El año pasado alguien tuvo la ocurrencia de semiliberalizar, antes de lo pacta...