Gaby Vargas
Image

"Su pasión por aprender y su gran facilidad para transmitir conceptos complejos de una forma inspiradora y cercana la ha convertido en una de las autoras más leídas en México. Ha publicado 15 libros de diversos temas de desarrollo humano, el más reciente de ellos Los 15 secretos para rejuvenecer. Cada uno de sus libros ha sido best-seller. En su carrera, ha vendido más de dos millones de ejemplares. Gaby Vargas fue la primer asesora de imagen en México y ha compartido su aprendizaje e inspirado a miles de personas a través de conferencias en diferentes países; en programas en radio y televisión, así como a través de su columna “Genio y Figura” en los principales periódicos nacionales. Sus contenidos se publican en diversos medios y su sección “Mejor, con Gaby Vargas” se transmite todos los días a través de MVS Radio en todo el país. Maestra Certificada en HearthMath Institute y Enneagram Worldwide, utiliza técnicas que integra con su enorme acervo de recursos para compartir prácticas cotidianas que cualquier persona puede integrar a su vida para sentirse mejor y con más energía. Es fundadora de Fundación Marillac, AC, que otorga apoyo económico a mujeres de escasos recursos para que estudien la licenciatura en enfermería. Fundadora de la Fundación Balón por Valor, que inculca valores en niños del Estados de México a través del deporte. Entre los reconocimientos que ha recibido se encuentran: Medalla Empresarial 2007 otorgada por la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), Galardón “Máster de Oro”, 2008, del Fórum de Alta Dirección, otorgado por el embajador de España en México, “Mujer del Año 2008”, entregado de manos de la esposa del entonces Presidente de México, la primera dama Margarita Zavala, Giving Woman Credit Benefit 2013 por Pro Mujer, en la Ciudad de Nueva York"

Muestra

[Genio y Figura]

Sábado, 14 de enero de 2023 21:06 Gaby Vargas

Exhala

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)


Los sábados al amanecer, salía con mi esposo a cabalgar al campo. Había un momento en que Pablo, sin ser consciente, inhalaba y exhalaba con un profundo suspiro: "aaahhhhh". Me di cuenta de que era un acto que repetía, en cada ocasión, como a los diez minutos de haber salido. Un día se lo hice notar. Y con una sonrisa me contestó: "La paz que esto me da, no se compara con nada".
Sentí perfectamente a qué se refería. Ignoro si su sensación se debía al hecho de ir sobre el caballo y transferirle ese peso que, durante la semana, cargamos en el inconsciente. O si el sentimiento de liberación emanaba del silencio del bosque que solíamos visitar, el aire limpio, el contacto con la naturaleza, el cielo azul que en la ciudad no notamos o a todo ello en conjunto.
Lo que es un hecho, es que la respiración va unida al sentir. Y "Nada que no ocurra adentro, podrá ocurrir afuera”, como dice el científico Amit Gozwami. Exhalamos cuando sentimos que el estrés –real o imaginario– ya pasó, terminó, se fue o le dimos solución. El alivio llega desde el fondo. En cambio, basta traer en la mente un asunto que nos causa tensión, para sostener el aire y sentir la asfixia. Solemos ignorar la increíble conexión de nuestro cuerpo con el mundo.
Respirar es la aut...