Ricardo Raphael
Image

Licenciado en Derecho por la UNAM. Maestro en ciencias políticas por el Instituto de Estudios Políticos de París, Francia (Sciences Po). Maestría en Administración Pública por la Escuela Nacional de Administración (ENA) de la República Francesa. Estudios Doctorales en Economía Política y Políticas Comparadas por la Escuela para Graduados de Claremont, California, EU. Fue secretario General de Democracia Social, Partido Político Nacional y representante ante el Consejo General del IFE del partido México Posible. También fue Coordinador de la Comisión Ciudadana contra la Discriminación, fue defensor de la audiencia de canal 11 y subdirector de opinión del periódico El Universal. Como periodista conduce el programa ESPIRAL, programa semanal de Once TV México, es analista político del noticiero ENFOQUE de NRM y del noticiero nocturno de Proyecto 40.

Muestra

[Política Zoom]

Miércoles, 11 de marzo de 2020 22:39 Ricardo Raphael

Evitemos el pensamiento mágico frente al coronavirus

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Quisiéramos pensar que el problema no es grave, pero el mundo entero nos está gritando que el coronavirus nos va a provocar un daño severo en las semanas que vienen. Ayer por la mañana, la Organización Mundial de la Salud declaró que se trata de una pandemia; por la noche Donald Trump anunció que suspenderá los vuelos provenientes del continente europeo; en España los aeropuertos más importantes han cerrado y un número importante de ciudades italianas impusieron controles muy severos para evitar el contacto humano en los espacios públicos.
Sin duda, el peor panorama lo ofreció Ángela Merkel: según cifras de la canciller alemana los decesos en su país, por obra del coronavirus, podrían alcanzar la cifra de los 387 mil.
Es cierto que, mirando el mapa de la pandemia, hasta ahora el virus nos ha ahorrado dolores de cabeza. América Latina y África muestran los niveles más bajos de contagio. Sin embargo, nada asegura que esta circunstancia vaya a continuar. México no está apartado de los flujos de contacto humano que sirven como vehículo para el virus.
Los cálculos que aportó la canciller Merkel, aplicados a nuestra realidad, podrían implicar un escenario desolador. Si fuese cierto que este virus...