Porfirio Muñoz Ledo
Image

Ex embajador de México ante la Unión Europea. Su trayectoria política es amplia y reconocida: fue fundador y presidente del PRD, senador, diputado federal y candidato a la Presidencia de la República por el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) para la elección de 2000 (a lo cual renunció para sumarse a la Alianza por el Cambio, cuyo candidato era Vicente Fox). Se ha desempeñado, además, en diversos puestos del servicio público. Ha sido docente en la Escuela Nacional Preparatoria, la Facultad de Ciencias Políticas en la UNAM, la Escuela Normal Superior, El Colegio de México y la Universidad de Toulouse en Francia.

Muestra

Dos Repúblicas

Viernes, 5 de julio de 2019 19:55 Porfirio Muñoz Ledo

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

La semana anterior la Cámara de Diputados inscribió en letras de oro: "Al Exilio Republicano Español". Meses antes habíamos develado la leyenda "Al Movimiento Estudiantil de 1968". La 4T implica también el rescate de los hechos y los valores progresistas más entrañables. La defensa de los republicanos encarnaba nuestras propias batallas, tanto como las simpatías hacia el franquismo exhibían la dura persistencia de la reacción mexicana. Se trataba del reencuentro con nuestra propia España, la que siempre reconocimos, por ejemplo, en Fray Bartolomé de las Casas y en Vasco de Quiroga. La definición política adoptada por el General Cárdenas se inserta en el ascenso de la corriente revolucionaria en nuestro país, que al mismo modificaba drásticamente la estructura de la propiedad y reivindicaba la soberanía del país sobre sus recursos naturales.
Tal determinación tiene asimismo una dimensión mundial. Nuestro gobierno fue el único que no solapó el avance del nazi-fascismo. Los votos solitarios de México —cuando las invasiones a Abisinia y Austria— en la "Liga de las Naciones" así lo atestiguan. Fuimos a partir de entonces y hasta 1977 —año de la reanudación— la sede política y territorial del gobierno republicano. Patrimonio que nunca hubiéramos deb...