Porfirio Muñoz Ledo
Image

Ex embajador de México ante la Unión Europea. Su trayectoria política es amplia y reconocida: fue fundador y presidente del PRD, senador, diputado federal y candidato a la Presidencia de la República por el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) para la elección de 2000 (a lo cual renunció para sumarse a la Alianza por el Cambio, cuyo candidato era Vicente Fox). Se ha desempeñado, además, en diversos puestos del servicio público. Ha sido docente en la Escuela Nacional Preparatoria, la Facultad de Ciencias Políticas en la UNAM, la Escuela Normal Superior, El Colegio de México y la Universidad de Toulouse en Francia.

Muestra

El nuevo orden republicano

Viernes, 13 de julio de 2018 18:53 Porfirio Muñoz Ledo

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

La Cuarta Trasformación del país —como la ha llamado el candidato electo y virtual Presidente de la República López Obrador— implicará cambios fundamentales en el orden constitucional del país. Primero habrán de proponerse las modificaciones indispensables para cumplir los compromisos de campaña que han sido ratificados por una abrumadora mayoría popular. Cuando el gobierno se consolide como portador de consensos nacionales, habrá que pensar en una reforma integral de la Carta Magna, que no excluye la convocatoria a un Congreso Constituyente. Ese sería el inicio de la Nueva República anunciada.
Un requisito indispensable que se ha soslayado, es que en las democracias el Congreso es el órgano creador y reformador del Estado. Desde luego, sus decisiones deberán estar regidas por la mayoría política y en su caso por la negociación con las fuerzas minoritarias. Necesitamos entender que el fenómeno político de hoy nos obliga a legislar con celeridad y pertinencia a efecto de viabilizar el cambio, que no podría ser confinado a decretos ejecutivos —eficaces tal vez, pero de corto alcance—.
Es necesario establecer un diálogo abierto, transparente y eficaz entre los Poderes de la Unión. Por razones políticas circunstanciales se canceló la interlocución púb...