Porfirio Muñoz Ledo
Image

Ex embajador de México ante la Unión Europea. Su trayectoria política es amplia y reconocida: fue fundador y presidente del PRD, senador, diputado federal y candidato a la Presidencia de la República por el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) para la elección de 2000 (a lo cual renunció para sumarse a la Alianza por el Cambio, cuyo candidato era Vicente Fox). Se ha desempeñado, además, en diversos puestos del servicio público. Ha sido docente en la Escuela Nacional Preparatoria, la Facultad de Ciencias Políticas en la UNAM, la Escuela Normal Superior, El Colegio de México y la Universidad de Toulouse en Francia.

Muestra

Coincidencia de poderes

Viernes, 11 de enero de 2019 19:47 Porfirio Muñoz Ledo

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Las palabras pronunciadas por el nuevo Canciller de México en la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules —suceso que inventara Fernando Solana— fueron recibidas por nuestros diplomáticos como una bocanada de aliento a su calidad profesional y un motivo de reflexión colectiva respecto del papel del Servicio Exterior Mexicano en la Cuarta Transformación del país. Una política de Estado, como la pretende el presidente López Obrador, exige cuerpos especializados para su realización. En este caso funcionarios de carrera comprometidos y una renovación generacional acorde con la nueva realidad del país y las ideas emergentes de la globalidad.
Quedó claro esa mañana que la oposición progresista de México ha criticado severamente la política exterior de los gobiernos neoliberales, pero que ha respetado y respeta cabalmente la labor de nuestros cónsules y embajadores. Estos por su parte han mantenido sus propias ideas sobre el país y convicciones sobre el mundo. Obediencia institucional y libertad de pensamiento. Valores que hoy rescata el Gobierno de la República. Ocurre que al trasladarse fuera del país los mexicanos reanimamos nuestro concepto de patria, tanto porque los migrantes mexicanos son una extensión humana de la nación, cuanto porque nuestros valores se p...