Lorenzo Meyer
Image

Historiador, catedrático y analista, Lorenzo Meyer Cossío nació en la Ciudad de México en 1942, es Licenciado y Doctor en Relaciones Internacionales por el Colegio de México. También realizó estudios de posdoctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Chicago, Estados Unidos. Investigador Emérito del Sistema Nacional de Investigadores, Meyer ha publicado una veintena de libros y ha impartido cátedra en algunas de las mejores universidades de Estados Unidos, México y España, entre ellas, la UNAM, la Universidad Complutense de Madrid y las universidades de Stanford y Columbia, ambas en la Unión Americana. Ha escrito varias obras sobre las relaciones exteriores de México y la Revolución Mexicana y es un agudo analista del sistema político mexicano, que ha centrando su reflexión en las formas autoritarias del poder y en los procesos de democratización.

Muestra

[Agenda Ciudadana]

Sábado, 3 de abril de 2021 21:16 Lorenzo Meyer

Derechas comparadas

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)



Al comparar las estructuras políticas y evolución de polis griegas tan diferentes como Atenas y Esparta, Aristóteles mostró las virtudes del método comparativo. Contrastar hoy rasgos de las coyunturas políticas de México y Estados Unidos también puede ser útil.
Lo que caracteriza los ambientes políticos de los dos países es la polarización de la arena pública como resultado de sus procesos electorales. El discurso en Estados Unidos en las elecciones de 2020 y en México en las de 2018 y las que tendrán lugar este 2021, ha sido particularmente áspero, descalificador radical de las razones del otro antes, durante y después de la elección. Allá la contienda se dio en su tradicional marco bipartidista, con casi la totalidad de los republicanos colocados en una derecha cruda, elemental, y casi la totalidad de los demócratas ocupando un espectro que va del centro a la izquierda. Formalmente, México es multipartidista, pero el posicionamiento de sus partidos ha evolucionado hacia un bipartidismo de facto y también ha seguido la división izquierda-derecha. En ambos países la derecha perdió en las urnas la presidencia y el control del legislativo en favor de sendos y heterogéneos conglomerados de centro izquierda.
Tras su derrota, el núcle...