Lorenzo Meyer
Image

Historiador, catedrático y analista, Lorenzo Meyer Cossío nació en la Ciudad de México en 1942, es Licenciado y Doctor en Relaciones Internacionales por el Colegio de México. También realizó estudios de posdoctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Chicago, Estados Unidos. Investigador Emérito del Sistema Nacional de Investigadores, Meyer ha publicado una veintena de libros y ha impartido cátedra en algunas de las mejores universidades de Estados Unidos, México y España, entre ellas, la UNAM, la Universidad Complutense de Madrid y las universidades de Stanford y Columbia, ambas en la Unión Americana. Ha escrito varias obras sobre las relaciones exteriores de México y la Revolución Mexicana y es un agudo analista del sistema político mexicano, que ha centrando su reflexión en las formas autoritarias del poder y en los procesos de democratización.

Muestra

[Agenda Ciudadana]

Sábado, 12 de octubre de 2019 23:04 Lorenzo Meyer


El éxito de un fracaso

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)


El final del fracaso del priismo no fue dramático sino ridículo: la fotografía de su último presidente —Enrique Peña Nieto— en Nueva York, ataviado de hippie para poder cenar en paz en un restaurante japonés.
Un poeta —Ángel González del "medio siglo" español— se definió a sí mismo como "el éxito de todos [sus] fracasos". Pues bien, al sistema político priista que se gestó hace más de un siglo —al triunfo del carrancismo— y que ya llegó a su fin, también se le puede interpretar desde ese contradictorio ángulo poético. Y es que, lo que hoy se vive en materia política en México —el inicio de un nuevo sistema— es realmente un éxito de la sociedad mexicana que se incubó al calor de la acumulación de fracasos del largo ciclo priista. Fue el hartazgo ciudadano con el cúmulo de promesas rotas y abusos lo que llevó a que México obligara a su clase política a celebrar elecciones creíbles que, a su vez, pusieron fin a ese ciclo. Las elecciones de 2018 con alternativas reales —PRI, PAN y Morena— aceleraron cambios largamente resistidos: modificar las prioridades del gobierno, empezar a separar al poder económico del político, iniciar la limpia de las cloacas de la corrupción pública, etcétera.
La evolución po...