Lorenzo Meyer
Image

Historiador, catedrático y analista, Lorenzo Meyer Cossío nació en la Ciudad de México en 1942, es Licenciado y Doctor en Relaciones Internacionales por el Colegio de México. También realizó estudios de posdoctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Chicago, Estados Unidos. Investigador Emérito del Sistema Nacional de Investigadores, Meyer ha publicado una veintena de libros y ha impartido cátedra en algunas de las mejores universidades de Estados Unidos, México y España, entre ellas, la UNAM, la Universidad Complutense de Madrid y las universidades de Stanford y Columbia, ambas en la Unión Americana. Ha escrito varias obras sobre las relaciones exteriores de México y la Revolución Mexicana y es un agudo analista del sistema político mexicano, que ha centrando su reflexión en las formas autoritarias del poder y en los procesos de democratización.

Muestra

[Agenda Pública]

Sábado, 9 de febrero de 2019 21:19 Lorenzo Meyer

De Maduro y Huerta, de Carranza y Guaidó

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Al considerar la crisis política de Venezuela desde la perspectiva mexicana, es de gran utilidad hacerlo con una visión histórica y examinar la coyuntura en la que hoy se mueve Venezuela y contrastarla con aquella que envolvió a México entre 1913-1914. Sobra decir que la historia jamás se repite, pero los contrastes pertinentes entre dos o más coyunturas con similitudes pueden arrojar un tipo de luz que no se tiene si se examina cada una por separado.
Un punto de partida para la comparación podría ser el México de Francisco I. Madero y la Venezuela de Hugo Chávez. En ambos casos los sistemas de poder tradicionales fueron trastocados de manera dramática. En México surgió un ejército popular para apoyar el programa de Madero y en Venezuela Hugo Chávez puso de su lado al ejército regular y lo transformó en instrumento de su revolución.
En febrero de 1913, el ejército regular mexicano dio un golpe contra Madero en dos etapas. La primera la encabezaron los generales Bernardo Reyes y Félix Díaz (el sobrino del tío) y la segunda el general Victoriano Huerta. Esta última tuvo éxito y contó con el apoyo abierto del embajador norteamericano, justo como hoy lo tiene el llamado hecho al ejército venezolano desde Wa...