Lorenzo Meyer
Image

Historiador, catedrático y analista, Lorenzo Meyer Cossío nació en la Ciudad de México en 1942, es Licenciado y Doctor en Relaciones Internacionales por el Colegio de México. También realizó estudios de posdoctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Chicago, Estados Unidos. Investigador Emérito del Sistema Nacional de Investigadores, Meyer ha publicado una veintena de libros y ha impartido cátedra en algunas de las mejores universidades de Estados Unidos, México y España, entre ellas, la UNAM, la Universidad Complutense de Madrid y las universidades de Stanford y Columbia, ambas en la Unión Americana. Ha escrito varias obras sobre las relaciones exteriores de México y la Revolución Mexicana y es un agudo analista del sistema político mexicano, que ha centrando su reflexión en las formas autoritarias del poder y en los procesos de democratización.

Muestra

[Agenda Ciudadana]

Sábado, 19 de noviembre de 2022 18:30 Lorenzo Meyer

¿Choque de clases postmaterialista?

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)


"El INE no se toca" exigían las pancartas del 13 de noviembre (13N) pero si nuestro documento político fundamental que es la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ha sido “tocado” (modificado) más de 700 veces ¿qué es lo que impide “tocar” el marco legal de un órgano del gobierno federal responsable de los procesos electorales?
La naturaleza del INE o de cualquier otra institución gubernamental siempre puede someterse a discusión y, llegado el caso, reformarse o eliminarse. El INE es un órgano político indispensable pero obviamente perfectible. Entre otras cosas esa institución puede y debe ser menos costosa (su sostenimiento excede los 20 mil millones de pesos anuales), su estructura puede aligerarse (hoy tiene más de 16 mil empleados, 32 juntas locales y 300 distritales) y debe ser capaz de dar resultados inmediatos y confiables como en Brasil. El INE, como cualquier institución, puede mejorarse.
En realidad la marcha del 13N se entiende mejor no como un esfuerzo por impedir que desaparezca el INE —algo que nadie pretende— sino como una expresión pública de la derecha contra “el estilo personal de gobernar” del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y, sobre todo, contra su proyect...