Muestra

[Almacén de Asombros]

Viernes, 22 de febrero de 2019 18:18 Ángel Gilberto Adame

La ensoñación de Madero

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Cuando todavía se hacía sentir el influjo de los últimos años de la industrialización porfirista, Francisco I. Madero encabezó una comitiva que, el 25 de enero de 1912, partió de la estación de Buenavista con destino a San Juan Teotihuacán, a verificar las obras que se llevaban a cabo en la zona arqueológica a partir de los festejos del centenario de la Independencia.
Pese a que Zapata se había levantado en armas, Orozco conspiraba y los grupos opositores a su gobierno habían hecho un seguimiento minucioso de sus desatinos y "frivolidades", siendo estas últimas la comidilla de los diarios, Madero se presentó a las nueve de la mañana en el andén, donde ya lo esperaba un nutrido grupo de diplomáticos, entre los que se contaban los de Bélgica, Brasil, Cuba, Chile, China, España, Gran Bretaña, Honduras, Italia, Japón, Noruega, Portugal y El Salvador, además de ministros y otros miembros del gabinete. La prensa reportó que una banda militar hizo una pomposa interpretación del Himno Nacional antes de que el ferrocarril se pusiera en marcha, al tiempo que una escolta se alistó en torno al máximo mandatario. El trayecto se realizó "a bordo de un coche especial de la presidencia y dos de primera clase (…) haciéndose la traves...