Alejandro Hope
Image

Es analista en temas de seguridad. Colaboró en el equipo de transición del presidente Vicente Fox, y entre 2008 y 2011 ejerció diversos cargos directivos en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN). Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Pennsylvania.

Muestra

[Plata o Plomo]

Martes, 6 de agosto de 2019 22:18 Alejandro Hope

Son las armas, carajo

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Patrick Crusius, el asesino de El Paso, es un hombre desequilibrado. Solo una persona con un severo problema de salud mental puede hacer lo que hizo: manejar centenares de kilómetros, entrar a un supermercado, verificar que se encuentra lleno, salir al vehículo, tomar un rifle de asalto, regresar a la tienda y empezar a disparar a mansalva.
Patrick Crusius es también un fanático. Minutos antes de convertirse en multihomicida, subió a la red un violento manifiesto antiinmigrante en el que hablaba de la "invasión hispana a Texas", expresaba su admiración por el perpetrador de la masacre de Christchurch, Nueva Zelanda, y amenazaba con "eliminar a suficientes personas".
Patrick Crusius era un visitante constante en los rincones más oscuros de Internet. Participaba activamente en 8chan, un foro virtual frecuentado por neonazis, nacionalistas blancos y extremistas xenófobos. Es, además un admirador del presidente Donald Trump, partidario del muro fronterizo y la deportación masiva de extranjeros.
A Patrick Crusius, el discurso de odio le dio motivación para matar. La enfermad mental le quitó las inhibiciones. Pero su locura se convirtió en masacre porque pudo hacerse de un instrumento de destrucción masiva: un rifle de asalto.
Estados Uni...