Sabina Berman
Image

Periodista y escritora de ficción – de drama y de prosa-. Ha escrito para el teatro Entre Villa y una Mujer desnuda, Moliere, eXtras, Feliz Nuevo Siglo Doctor Freud, Testosterona, entre otras obras, que se han montado en nuestro país, distintos países de Latinoamérica y Europa, y el mundo de habla inglesa. Ha escrito dos novelas, La Mujer que buceó en el corazón del mundo (editada en 33 países) y El Dios de Darwin. Entre los reconocimientos que ha recibido su trabajo, destacan el Premio Nacional de Periodismo y el Premio de la Feria Internacional de Frankfurt, Alemania.

Muestra

[Fábulas]

Sábado, 5 de octubre de 2019 23:04 Sabina Berman

La corrupción (una fábula tonta)

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)


Este era un pequeño pueblo empotrado entre dos montañas donde todo era al revés.
Un señor que vendía la Justicia en su despacho era el Juez. Otro señor que tenía una imprenta que publicaba mentiras era el Historiador. El Policía de día robaba en el mercado salchichas y quesos y durante la noche robaba niñas.
El Cura trabajaba para el Diablo y el Diablo se persignaba con un pie. En la Iglesia, el Jesús estaba colgado por los pies y el agua santa de la pila bautismal era ron.
Los ricos no pagaban la luz y los pobres pagaban la luz que no tenían. El hombre más honesto era un mudo y la adivinadora del porvenir era ciega y parapléjica. Las gallinas caminaban para atrás y las palomas vivían en túneles angostos bajo tierra.
Nada era como pretendía ser. Y al contrario, todo lo que era se decía de otra manera.
De pronto un día varios niños y niñas salieron de la escuela con una inocente misión. Ponerle a cada quién en la espalda su verdadera profesión.
Al Historiador le pusieron en la espalda una etiqueta que decía, con letras grandes, Mentiroso. Al Juez le pusieron una etiqueta que decía Ladrón. Al cura le pusieron Bribón. Al policía Criminal. A cada paloma le pegaron en el pecho la palabra Topo.
Entonces ocu...