Sabina Berman
Image

Periodista y escritora de ficción – de drama y de prosa-. Ha escrito para el teatro Entre Villa y una Mujer desnuda, Moliere, eXtras, Feliz Nuevo Siglo Doctor Freud, Testosterona, entre otras obras, que se han montado en nuestro país, distintos países de Latinoamérica y Europa, y el mundo de habla inglesa. Ha escrito dos novelas, La Mujer que buceó en el corazón del mundo (editada en 33 países) y El Dios de Darwin. Entre los reconocimientos que ha recibido su trabajo, destacan el Premio Nacional de Periodismo y el Premio de la Feria Internacional de Frankfurt, Alemania.

Muestra

[Fábulas]

Sábado, 8 de junio de 2019 23:04 Sabina Berman

La amabilidad con los migrantes

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)


Muestra, pues, amor al extranjero, porque tus padres fueron extranjeros en la tierra de Egipto.
Deuteronomio


Eran 12 diamantes. Pequeños. De perfecta transparencia. Tallados en forma de poliedros, con tantas facetas que parecían esferas. Se los había regalado a Minka el tío Simón en su boda, un familiar no consanguíneo, el segundo esposo de la que fue la primera esposa del hermano de su marido. Tal vez no un pariente consanguíneo pero sí un hombre muy rico y generoso. Cazador de diamantes en África.
25 años después de la boda, Minka extrajo de su bolso de mano la cajita de plata, del tamaño de una caja de cerillos, la destapó, contó en voz alta los 12 diamantes, y se los entregó al dentista, con un suspiro.
Menuda y breve como era, subió al sillón y abrió la boca. El doctor Krauss le inyectó anestesia en las encías de los cuatro cuadrantes de la dentadura. Luego le colocó una máscara para sedarla. Luego le retiró la máscara, le separó con las manos las quijadas, y prendió el motor que puso a girar la fresa quirúrgica.
Le abrió 12 dientes, cada uno lo evacuó de la materia central. Colocó en cada hueco un diamante. Tapó luego cada diente con una corona de porcelana.
Al día siguiente Minka y su mar...