Muestra

[Moral para Intelectuales]

Jueves, 25 de octubre de 2018 21:06 Christopher Dominguez M.

Brasil a las puertas del fascismo

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Amigos brasileños de distintas sensibilidades políticas me cuentan que la corrupción emanada de los gobiernos del Partido del Trabajo en Brasil va mucho más allá de la prisión para Lula. El popular ex mandatario es un chivo expiatorio. Sí robó, robó poco, pero permitió que los suyos saquearan el erario a lo largo del subcontinente, al grado de ser él mismo víctima de las severas —aunque maleables— leyes anticorrupción que el PT se vio, demasiado tarde, obligado a implementar. De nada sirvió elevar a miles y miles de brasileños a la clase media pues la burbuja populista —como siempre sucede— se desinfló, además de que el gobierno petista, como muchos otros de América Latina, fue incapaz de controlar la delincuencia y el crimen que asolan al Brasil. Un mea culpa de Lula nunca llegó.
Los brasileños, el próximo domingo, votarán por un remedio, peor, pero mucho peor, que la enfermedad, eligiendo al antiguo capitán Jair Bolsonaro, cuyo fascismo es el más descarado que haya conocido la historia latinoamericana. Ni Pinochet ni Videla, golpistas, osaron ir más allá de presentar una doctrina de seguridad nacional anticomunista, la cual fue suficiente para solapar todas sus servicias.
La democracia te...