Muestra

[Moral para Intelectuales]

Jueves, 2 de febrero de 2017 21:01 Christopher Dominguez M.

La culpa es de los intelectuales

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Joyce decía que la historia era una pesadilla. Paz corrigió al dublinés aclarando que de una pesadilla se despierta y de la historia, no. Los primeros días de la presidencia de Trump han sido odiosos y vendrá lo peor. Es pronto para saber si al romper las tradiciones no escritas de la democracia estadounidense, el propio sistema, habiendo asistido anonadado al empoderamiento del histérico magnate, lo vomitará. Más vale resignarse a que su mandato, simple o doble, llegará a su término. La Guerra de Secesión norteamericana, supongamos, no terminó en 1865 pues la elección de un presidente negro en 2008 provocó una reacción furiosa, con un presidente “confederado” decidido a destruir, cuanto antes, la obra de Obama.
La discusión sobre el significado de la victoria de Trump, como parte de una oleada internacional ultranacionalista, xenófoba, aislacionista y antiliberal, suele tener un solo origen argumental: las democracias liberales triunfadoras en 1989, tras la segunda guerra fría y el derrumbe del imperio soviético, fracasaron o, en el mejor de los casos, hicieron mal su trabajo. Así, para Putin y Maduro, pasando por May y recorriendo toda la gama de populistas suspirantes para culminar con Trump, la otra vez desahuci...